Protección solar sí, pero no de cualquier manera

Muchas son las personas que vienen a la Consulta Dermoestética y nos dicen que les han salido manchas a pesar de utilizar protección solar. Como ya sabéis el bloqueador solar es muy muy importante a la hora de proteger nuestra piel que es el órgano más extenso de nuestro cuerpo y el que más funciones tiene, y hay que cuidarlo mucho.woods

Pero hay veces que las manchas salen porque no lo hemos hecho todo lo bien que deberíamos o porque en el pasado no nos protegimos lo suficiente. Y es que nuestra piel tiene memoria, por eso es tan importante prevenir desde que se es niño, porque todas las agresiones que sufre, se quedan ahí grabadas y pueden salir en el futuro, en el momento en que menos lo esperemos.

niño sol

Os dejo un enlace al primer post que publiqué, que os podría interesar. Es el que dedicamos a la proteccióin solar y a su importancia. En él tenemos un video en el que vemos que aunque no nos demos cuenta a simple vista, con rayos ultravioleta podemos observar el estado de salud de nuestra piel, además de las principales recomendaciones para aplicar la protección solar. Podéis verlo en el siguiente enlace:

Más vale proteger…

A parte del melanoma, que es el tipo de cáncer de piel que ha aumentado su incidencia de manera vertiginosa en los últimos años, tenemos que asegurar la salud de nuestra piel, pues ésta nos proporciona sostén, sensibilidad, intercambios con el exterior,… Por lo tanto necesita tener siempre vitaminas, proteínas, elastina, …, y todos los componentes que aseguran todas sus funciones. Para eso es esencial protegerla y mantenerla en buen estado.

Vamos a ver los principales fallos que cometemos y que hacen que nuestra piel resulte agredida, para poder evitarlos y así, tener una piel saludable.

Hematomas y varices

Una cosa a tener en cuenta a la hora de exponerse al sol son la varices y los hematomas. ¿Os sorprende? Seguro que conocéis a alguien que tenía un “cardenal” y ya se le quedó la mancha marroncita ahí o aquellas personas con manchas marrones en las piernas, que “son de la circulación”. Pues sí, es cierto, os aconsejo no exponer las zonas del cuerpo afectadas a los rayos del Sol. Esto tiene una explicación sencilla, la sangre lleva hierro, el hierro se oxida, el óxido mancha. Y ahí se nos pueden quedar las manchas para siempre si no tenemos cuidado.

pierna manchada

Cicatrices

Además de esto, si tenemos alguna zona en que nuestra piel ya se encuentre más debil o agredida, (hablamos de heridas, cicatrices, quemaduras anteriores, etc.) habremos de tener el doble de cuidado. Esa piel se encuentra desprotegida, es más nueva y tiene menos defensas. Habremos de esperar un tiempo hasta que la expongamos al sol. Si nos hemos hecho un peeling y nuestra piel se encuentra con menor grosor de lo habitual, cualquier agresión externa le afectará mucho más. En el caso de heridas, se recomienda esperar al menos entre 6 meses y 1 año, aunque sería recomendable no confiarse, pues la piel de cada persona es diferente y podría darnos una desagradable sorpresa.

Alimentación

betacoretno

Es muy importante saber que nuestra alimentación puede contribuir a protegernos y desprotegernos del sol. Aunque los betacarotenos son un precursor de la vitamina A, que es un potente antioxidante, se adhieren a las capas superficiales de la piel y se liberan junto con la melanina cuando hay una agresión provocada por el sol, pudiendo causar manchas amarillas y naranjas. ¡Atención embarazadas y personas con la piel clara! Os pueden salir manchas más fácilmente con ellos. Mucho cuidado si eres fumad@r, porque pueden resultar dañinos.

Por supuesto antes de tomar cualquier suplemento alimenticio, nos debemos informar correctamente, pero con mayor motivo cuando llevan betacarotenos en su composición, ya que pueden resultar perjudiciales y tóxicos para nuestro organismo si no se utilizan adecuadamente.

Productos fotosensibles

Y, por supuesto, tener en cuenta que hay cremas y productos que son fotosensibles, es decir, que son muy buenos, pero con el sol, cambian de propiedades y nos pueden perjudicar más que ayudarnos. Por lo tanto, ante la duda, la protección solar la utilizaremos encima de cualquier crema.

Y hasta ahora hemos visto las cosas que no tenemos en cuenta cuando nos exponemos al sol. Y ahora os voy a recordar la manera correcta de utilizar la protección solar:

  1. Aplicar en todo el cuerpo. Todas las zonas del cuerpo se encuentran cubiertas por piel, por lo tanto, todas las zonas del cuerpo hay que protegerlas. Aunque nos pongamos ropa, los tejidos y sobretodo los tejidos que usamos en verano, son traspasados por los rayos solares y no nos protegen del todo. Otro error que solemos comerter es no aplicar protección solar en los pies, con las sandalias y estando descalzos en la playa o la piscina, se encuentran muy expuestos. ¡Que no se os olvide ninguna zona! ¡Hasta el pelo necesita protección!
  2. Zonas más sensibles. La cara y el cuello son zonas donde la piel es más fina. Tenemos que tener especial cuidado: debemos protegerlas más y más a menudo. Si además de la crema nos ponemos un sombrero de ala ancha, mejor.elena-velasco
  3. Utilizar gafas solares. Por supuesto, en los ojos no podemos poner crema, los protegeremos con gafas de sol. Nuestra vista es muy importante y la retina también se ve agredida por los rayos del sol. En el caso de los ojos claros, con mucha más razón.lentes-proteccion-solar
  4. Al menos 20-30 minutos antes de la exposición al sol. La crema se activa al rato de ser aplicada. Recién puesta, no nos protege.
  5. Mejor que te la aplique otra persona. Algunos estudios demuestran que cuando otra persona te aplica la protección solar, te la extiende mejor que si lo haces tú mismo.novio
  6. Aplicar suficiente cantidad. Si no somos lo suficientemente generosos con la protección, no nos hará el mismo efecto. Se recomienda utilizar 2mg por centímetro cuadrado de piel. ¿Y eso cómo se calcula? Muy sencillo. Podemos poner lo que cabe en un dedo de la mano para la cara y lo que cabe en 6 dedos, para el resto del cuerpo.bloqueador-solar
  7. Reponer cada cierto tiempo. El factor de protección nos indica lo que va a durar la protección. Si utilizamos una crema con SPF 15, deberemos aplicarla cada 15 minutos, si la protección es de SPF50, debemos aplicarla cada 2-3 horas.
  8. La única pantalla total, es ponerse a la sombra, pero ¡ojo! los toldos y lonas a veces están desgastados y los rayos solares se cuelan. Aunque vayamos a estar a la sombra, es mejor aplicar también la crema. Toda precaución es poca.
  9. Da igual la hora, si hay sol, hay rayos UV. Aunque las horas más peligrosas son de 11 a 16 horas, y sabemos que el sol se encuentra a distinta distancia y los rayos inciden de forma distinta según la hora del día, mientra nos dé el sol los rayos inciden sobre nuestra piel.
  10. Aunque no haga calor. Aunque haga frío o esté nublado, los rayos solares están ahí, si no, sería de noche. No hay que subestimar los daños que nos puede provocar el sol en invierno y en días nublados. Una muestra es ello es cuando vamos a la nieve, que además hay que tener especial cuidado, ya que ésta refleja la radiación, haciendo que incida en mayor intensidad.

Para las que queréis estar morenitas, os recuerdo que la protección solar no evita el bronceado porque no bloquea el 100% de los rayos UV, si no que hace que se produzca de una manera más progesiva y uniforme, evitando riesgos innecesarios.

Para las personas que deben tener mayor cuidado, existen protectores que no solo bloquean los rayos UVB, sino que también actúan protegiendonos de la radiacion UVA, se trata de los bloqueadores FERNBLOCK, que previenen el envejecimiento cutáneo y los efectos nocivos del sol a largo plazo.

Y para aquellos a los que le gusta nadar, he tenido noticias de que este año, SHISHEIDO ha lanzado una línea de bloquedores solares que se activan al contacto con al agua, pero no he tenido el placer de probarlos aún.

En cuanto a la presentación, os aconsejo que utilicéis la que os haga sentir cómodas, os resulte fácil su utilización, os guste el olor y la textura, y se adecúe a vuestro tipo de piel.

Un saludo y hasta la próxima. Y ya sabes, si te ha gustado y te resulta interesante, difúndelo para que los demás también aprendan.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s